?

Log in

No account? Create an account
EL JOHNSON’S BABY COMO LA PÉTITE MADELEINE.... - Prosa Memorialística 2007 — LiveJournal [entries|archive|friends|userinfo]
Prosa memorialística

[ Página Web | Unidad de estudios biográficos ]
[ Información de usuario | Información de usuario ]
[ Archivo | Archivo ]

EL JOHNSON’S BABY COMO LA PÉTITE MADELEINE.... [May. 30th, 2009|10:05 pm]
Prosa memorialística
[Estado de ánimo |nostalgicnostalgic]

El otro día, como se me había terminado el champú, fui al super para comprar uno y al no encontrar el que suelo utilizar me dije : “uno u otro me da igual”.
Sin embargo, me llamó la atención un paquete doble que llevaba encima el escrito
“Oferta : por dos unidades pagas una.”
Decidí llevarme a casa esta confección e inicié “el cuidado de mi higiene personal” .
Hasta aquel momento...la nada. Tampoco había prestado atención al nombre de la marca del producto recién comprado. Hasta que...un olor, un buen olor, la emanación de perfume de algo ya conocido en mi vida, me hizo sobresaltar. Era AQUEL OLOR, el inconfundible perfume del champú Johnson’s baby. El “encuentro” fortuito con este objeto o mejor dicho con esta sensación, originó el resurgir del pasado, el mío, haciéndolo increiblemente actual, presente.
Al igual que en Proust la madeleine, aquella fragancia me llamó a la memoria los recuerdos de un pasado que estaba sólo “escondido”, no perdido para siempre, y me procuró un inesperado salto atrás que representó el punto de partida de la recuperación de una memoria y la fuente de un inesperado placer.
De repente, de aquel olor salieron abundantes e impetuosos todos los recuerdos de mi infancia... de aquellos dias en los que mi madre nos dejaba, a mi hermana y a mí, jugar en la bañera con las pompas de este líquido espumoso.
...Un gozo infinito invade mi alma y mi cuerpo...el agua sigue fluyendo pero aquellos chorros ya no pueden “limpiar” mi espíritu del edifico inmenso de mis recuerdos.
El día siguiente mi pelo se presenta sedoso y con brillo..y sobretodo huele a pasado..
Parece el eslogan de una publicidad. ¡En cambio no!
Es el “milagro” de “les intermittences du coeur”.
LinkReply